Overblog
Seguir este blog Administration + Create my blog
1 octubre 2013 2 01 /10 /octubre /2013 14:23
El voto preferencial debe pasar a las elecciones primarias

El voto preferencial tiene efectos perversos que es necesario eliminar

Escrito por: TIRSO MEJÍA-RICART

El voto preferencial ha sido una verdadera conquista democrática para la democracia dominicana y muchos diputados le deben su curul a esa disposición de la JCE del año 2002 que fue suprimida por la  actual recientemente, sin que llegara a ejecutarse  nunca para la elección de los regidores.  Por eso es lógico que la mayoría de la Cámara de Diputados aprobara un proyecto de ley que lo restituye, porque esto supuso un gran paso hacia delante.

Lo que sucede es que la forma en que se ha aplicado el voto preferencial tiene algunos efectos perversos que es necesario eliminar para que éste no sea una fuente de injusticias que afecten al sistema, que son las siguientes:

a) Los candidatos a diputados arrastran con sus votos al candidato a Senador, cuando éste debiera ser electo aparte aunque en la misma boleta legislativa.

b) La falta de requisitos de militancia, idoneidad y postulación por organismos del partido se prestan a la improvisación de candidatos, cuya única virtud es el dinero o el apoyo de los poderosos.

c) Se aceptan candidaturas por “mandatos” de caudillos, muchas veces  de escasos méritos bien ganados.

d) Se suprimen candidaturas ya ganadas de dirigentes no afines a las cúpulas partidarias para hacer alianzas establecidas después de las elecciones primarias o convenciones.

e) Salen electas menos  mujeres de lo que pretende la ley de cuotas mínimas para éstas (33%), por la falta de recursos  e influencia social del sexo femenino en nuestra sociedad.

Frente  a esa realidad que desmerita esa conquista que es el voto preferencial, lo que procede es trasladar ese voto a unas elecciones primarias simultáneas de los partidos mayoritarios, que se realicen después de que se definan las alianzas electorales; que la postulación de los candidatos sea hecha por las principales organismos de los partidos y agrupaciones políticas de cada demarcación, dentro de los lineamientos generales que dé la dirección central de esas organizaciones.

De acuerdo a los votos que obtengan los precandidatos en esas primarias, éstos  serían colocados en ese orden en  la boleta  de candidatos para las elecciones generales, pero intercalándolos con las mujeres más votadas en las mismas, a  razón de una cada tres candidaturas;  y los candidatos seleccionados por la selección que haga el  organismo central de los partidos en una proporción no mayor del 15% para sus dirigentes nacionales y  las alianzas con otros partidos.

En el caso de los Distritos municipales lo que procedería es hacer como en Francia, que el candidato con mayor número de votos  en cada  Distrito, sea su Director, el cual tendría participación en el Consejo de Regidores del municipio al que pertenece. Dicho municipio tendría a su cargo la supervisión de los distritos, para evitar el desorden administrativo que impera en muchos de éstos.

Compartir este post
Repost0
1 octubre 2013 2 01 /10 /octubre /2013 13:58
Tony Raful

Ninguno de los partidos políticos que participaron en el Golpe de Estado contra el gobierno constitucional del profesor Juan Bosch, pudieron reponerse del error grave cometido, y todos sufrieron una merma considerable en las simpatías políticas del electorado. Dos figuras de relieve fueron afectadas nodalmente por esa participación, una de ellas, el doctor Viriato Fiallo, apóstol del antitrujillismo, un hombre bueno pero sin formación ni capacidad política, arrastrado por los requerimientos coyunturales y la presión dentro de su propio partido, la poderosa Unión Cívica Nacional, el partido que le había disputado al Partido Revolucionario Dominicano, la justa electoral del 20 de diciembre de 1962.

Dentro de su partido, un núcleo oligárquico intransigente se integró a la conspiración que devino en el golpe septembrino, incluso participando en reuniones con sectores militares. La Unión Cívica Nacional encabezó las jornadas políticas de masas contra los remanentes de la dictadura trujillista, y la figura de Viriato Fiallo, emergió como un símbolo emblemático de resistencia, atrayendo muchedumbres delirantes, ante cuya presencia, Viriato juró que Unión Cívica no se convertiría en partido político, y que su misión histórica, era liquidar el neo trujillismo y propiciar la democracia.

Viriato, frente al poder representado por Ramfis Trujillo y su maquinaria del crimen, llegó a proclamar ante el Altar de la Patria, que estaba dispuesto a dar su sangre si la multitud se lo pedía, por la consecución de la libertad, culminado sus históricos discursos, con la frase “¡basta ya!”.

Unión Cívica, luego de la expulsión de los Trujillo, y el alzamiento militar del general Rodríguez Echavarría, se convirtió en partido y muchos catorcistas que tenían doble militancia, denunciaron la traición política. En el deslinde electoral de diciembre de 1962, Bosch y el PRD, duplicaron la votación de los cívicos, que redujeron su fuerza debido a la identificación de dicho partido con el conservadurismo de la derecha más atrasada, y por la comisión de errores graves cometidos por Fiallo en la campaña electoral.

Pero, Unión Cívica, quedó como el segundo partido del país, con diputados y senadores, y con la representación de Viriato como líder de las fuerzas tradicionales de repunte anticomunista, y con un rechazo cerril a Balaguer.

En esa correlación de fuerzas a partir del gobierno de Bosch, el espacio político no le permitía al doctor Joaquín Balaguer en el exilio tener ninguna capacidad electoral de resurgimiento en la República Dominicana.

Fue el derrocamiento del gobierno constitucional, lo que creó el vacío político del amplio espectro de la derecha conservadora, ya que Unión Cívica se redujo a mínimas proporciones, como consecuencia de su participación en el golpe de Estado. De haber completado Bosch su período 1963-67, los cívicos habrían conservado su fuerza compacta y el propio Viriato su liderazgo.

Ante el descalabro de los cívicos, el PRD mantuvo su incidencia y Bosch en papel de víctima recuperó su hegemonía, siendo la intervención norteamericana de abril de 1965, la que rehabilita a Balaguer, ante la inexistencia de fuerzas compactas capaces de enfrentar a Bosch, teniendo que vencerse la resistencia al retorno de Balaguer, del general Antonio Imbert y de grupos conservadores encabezados por el Lic. Rafael F. Bonelly, sin expresión orgánica significativa. La intervención norteamericana urgía crear un candidato que enfrentara a Bosch en las elecciones de 1966, y ya Viriato no existía electoralmente, ni ninguno de los partidos comprometidos en la asonada contra Bosch. Fue a golpe de azar, que Balaguer, magnífico tribuno, se reinsertó en la vida nacional. De no haber habido golpe de Estado en 1963, la lucha electoral de 1967, habría estado polarizada, entre el candidato a la presidencia que eligiera el PRD, Viriato Fiallo por Unión Cívica y Manolo Tavárez por el 14 de Junio. ¡Y otro gallo hubiese cantado en nuestro país! 

Compartir este post
Repost0
26 septiembre 2013 4 26 /09 /septiembre /2013 15:20
Yvelisse Prats Ramírez De Pérez

No soy bonita. Hace años dejé de ser joven. No tengo bienes de fortuna, y porque no uso la empalagosa lengua de los áulicos no estoy en grupos dentro de mi partido. Nunca he dicho “soy de Fulano”, la esclavitud se quedó atrás con el Medioevo, mi único dueño es Dios, quien me creó.

Además enfrento al Neoliberalismo asumiendo la pertinencia de las ideologías, estudio la mía, El Socialismo Democrático, y la difundo educando.

Digo, lo saben mis lectores, lo que creo. Trato de vivir lo que pienso y lo que expreso.

Con estos perfiles, yo misma me asombro de haber tenido y conservar vigencia en el plano de lo público, en medio del modelo imperante de antivalores que rige la vida social y política dominicana: aquello de “tanto tienes, tanto vales”, no se ha aplicado en mi caso, como no sea para justipreciar los modestos saberes que voy acumulando.

La única explicación plausible es que inspiro confianza, porque soy COHERENTE. Conmigo, con mi historia personal, con mis compromisos.

Esa coherencia presidió la respuesta que dí a los periodistas asombrados ante la noticia de que Miguel Vargas me “canceló” de mi cargo de Secretaria Nacional de Educación y Doctrina.

Acto fallido, lo califiqué de inmediato, anudando mi reacción en la lógica de los razonamientos y posiciones, que sustento públicamente frente a la crisis de mi partido.

Creí, creo y digo que el Ingeniero Vargas cesó en julio como Presidente del PRD. Junto a él porque el artículo 17 del Estatuto establece la dirección COLEGIADA, cesaron los miembros de su gabinete, los Secretarios Nacionales, (yo incluida). 

Como no se puede “cancelar” a quien no ocupa el puesto, y mucho menos hacerlo quien tampoco ostenta legitimidad en el suyo, califiqué esta decisión como acto fallido, aplicando la lógica. También avalan mi juicio la ética y los Estatutos.

Porque el único espacio válido para disponer una “cancelación” en el partido es el organismo competente, y eso, después de un juicio.

En el juicio al que a diario me someto cuando rezo, salgo bien parada. Creo haber cumplido cabalmente la responsabilidad de velar por la doctrina y orientar la formación política de los/as perredeístas. Además, ejerzo la función que me asigna el literal C del artículo 64 del estatuto, en cuanto a dar seguimiento, como “ministerio sombra”, a las acciones del gobierno en mi área, la educación. O sea, hago oposición, cosa que no puede hacer, por el nudo impuesto por aquellas corbatas azules, Miguel Vargas.

Me hubiera gustado que Miguel, mientras ejercía legalmente como Presidente, conociera la labor que con el auspicio del Instituto de Formación Política José Francisco Peña Gómez ha realizado el estupendo equipo de intelectuales perredeístas y sociocivilistas.

En los últimos tres años, formamos en Diplomado y Cursos 5,189 participantes, la mayoría jóvenes, ¡Hermosa cosecha!

Es lastimoso que Miguel Vargas no haya hablado nunca con estos muchachos/as que salen de estos cursos a debatir políticas públicas, a formular proyectos; que manejan con soltura conceptos fundamentales de la democracia social, el desarrollo humano sustentable; las nuevas interpretaciones de la institucionalidad y la gobernabilidad; defienden la descentralización-municipal con presupuestos participativos, y conocerán las trampas electorales. 

¡Peña Gómez, yo sí puedo nombrarlo sin rubor, porque lo honro con coherencia, se llenaría la boca vibrante de elogios ante este trabajo conjunto de la Secretaria de Educación y Doctrina y el Instituto que lleva su nombre!  

He cumplido, sin más recursos que la buena voluntad de los que dirigen el Instituto que me cobija, y de los facilitadores abnegados que me acompañan sin “rajarse” como algunos pocos han hecho, la misión de difundir el Socialismo Democrático y desarrollar la conciencia cívica ciudadana. 

Peña Gómez me dejó esta encomienda, es un mandato que está por encima de cualesquiera decisiones espurias. 

Ahora bien, como política que aplica coherentemente sus lecturas y experiencias, señaló que esta “destitución” es un acto fallido, sí; pero no improvisado. Forma parte de un plan que se concibió entre costosas sedas entrelazadas.

Construir una estrategia situacional que preserve al PRD del papel de clon remunerado que desempeña el Partido Reformista y exorcizar la dictadura de un partido único que no merecemos los que hemos luchado por la pluralidad, la inclusión y la libertad, es el reto que mi coherencia lanza a los que todavía pueden salvarnos: las bases del PRD, y los  sectores de esta sociedad que están ya conociendo al “cojo sentado”.

Y Miguel, que sepa que aunque no joven, estoy viva. Sigo siendo miembra de organismos porque fui como él lo fue, presidente del PRD. Sobre todo, sé que va a disgustarle el anuncio: mantendré mi coherencia y continuaré EDUCANDO. 

Compartir este post
Repost0
26 septiembre 2013 4 26 /09 /septiembre /2013 15:19
Yvelisse Prats Ramírez De Pérez

No soy bonita. Hace años dejé de ser joven. No tengo bienes de fortuna, y porque no uso la empalagosa lengua de los áulicos no estoy en grupos dentro de mi partido. Nunca he dicho “soy de Fulano”, la esclavitud se quedó atrás con el Medioevo, mi único dueño es Dios, quien me creó.

Además enfrento al Neoliberalismo asumiendo la pertinencia de las ideologías, estudio la mía, El Socialismo Democrático, y la difundo educando.

Digo, lo saben mis lectores, lo que creo. Trato de vivir lo que pienso y lo que expreso.

Con estos perfiles, yo misma me asombro de haber tenido y conservar vigencia en el plano de lo público, en medio del modelo imperante de antivalores que rige la vida social y política dominicana: aquello de “tanto tienes, tanto vales”, no se ha aplicado en mi caso, como no sea para justipreciar los modestos saberes que voy acumulando.

La única explicación plausible es que inspiro confianza, porque soy COHERENTE. Conmigo, con mi historia personal, con mis compromisos.

Esa coherencia presidió la respuesta que dí a los periodistas asombrados ante la noticia de que Miguel Vargas me “canceló” de mi cargo de Secretaria Nacional de Educación y Doctrina.

Acto fallido, lo califiqué de inmediato, anudando mi reacción en la lógica de los razonamientos y posiciones, que sustento públicamente frente a la crisis de mi partido.

Creí, creo y digo que el Ingeniero Vargas cesó en julio como Presidente del PRD. Junto a él porque el artículo 17 del Estatuto establece la dirección COLEGIADA, cesaron los miembros de su gabinete, los Secretarios Nacionales, (yo incluida). 

Como no se puede “cancelar” a quien no ocupa el puesto, y mucho menos hacerlo quien tampoco ostenta legitimidad en el suyo, califiqué esta decisión como acto fallido, aplicando la lógica. También avalan mi juicio la ética y los Estatutos.

Porque el único espacio válido para disponer una “cancelación” en el partido es el organismo competente, y eso, después de un juicio.

En el juicio al que a diario me someto cuando rezo, salgo bien parada. Creo haber cumplido cabalmente la responsabilidad de velar por la doctrina y orientar la formación política de los/as perredeístas. Además, ejerzo la función que me asigna el literal C del artículo 64 del estatuto, en cuanto a dar seguimiento, como “ministerio sombra”, a las acciones del gobierno en mi área, la educación. O sea, hago oposición, cosa que no puede hacer, por el nudo impuesto por aquellas corbatas azules, Miguel Vargas.

Me hubiera gustado que Miguel, mientras ejercía legalmente como Presidente, conociera la labor que con el auspicio del Instituto de Formación Política José Francisco Peña Gómez ha realizado el estupendo equipo de intelectuales perredeístas y sociocivilistas.

En los últimos tres años, formamos en Diplomado y Cursos 5,189 participantes, la mayoría jóvenes, ¡Hermosa cosecha!

Es lastimoso que Miguel Vargas no haya hablado nunca con estos muchachos/as que salen de estos cursos a debatir políticas públicas, a formular proyectos; que manejan con soltura conceptos fundamentales de la democracia social, el desarrollo humano sustentable; las nuevas interpretaciones de la institucionalidad y la gobernabilidad; defienden la descentralización-municipal con presupuestos participativos, y conocerán las trampas electorales. 

¡Peña Gómez, yo sí puedo nombrarlo sin rubor, porque lo honro con coherencia, se llenaría la boca vibrante de elogios ante este trabajo conjunto de la Secretaria de Educación y Doctrina y el Instituto que lleva su nombre!  

He cumplido, sin más recursos que la buena voluntad de los que dirigen el Instituto que me cobija, y de los facilitadores abnegados que me acompañan sin “rajarse” como algunos pocos han hecho, la misión de difundir el Socialismo Democrático y desarrollar la conciencia cívica ciudadana. 

Peña Gómez me dejó esta encomienda, es un mandato que está por encima de cualesquiera decisiones espurias. 

Ahora bien, como política que aplica coherentemente sus lecturas y experiencias, señaló que esta “destitución” es un acto fallido, sí; pero no improvisado. Forma parte de un plan que se concibió entre costosas sedas entrelazadas.

Construir una estrategia situacional que preserve al PRD del papel de clon remunerado que desempeña el Partido Reformista y exorcizar la dictadura de un partido único que no merecemos los que hemos luchado por la pluralidad, la inclusión y la libertad, es el reto que mi coherencia lanza a los que todavía pueden salvarnos: las bases del PRD, y los  sectores de esta sociedad que están ya conociendo al “cojo sentado”.

Y Miguel, que sepa que aunque no joven, estoy viva. Sigo siendo miembra de organismos porque fui como él lo fue, presidente del PRD. Sobre todo, sé que va a disgustarle el anuncio: mantendré mi coherencia y continuaré EDUCANDO. 

Compartir este post
Repost0
24 septiembre 2013 2 24 /09 /septiembre /2013 21:08
Raúl Pérez Peña (Bacho)

 

(En memoria de 
Amín Abel Hasbún)   

 

25 de septiembre: se cumplen 50 años del golpe de Estado que anuló la Constitución de 1963 y derrocó a Juan Bosch.

 En un minuto de silencio conmemorativo, deben leerse 113 palabras de Juan Bosch que inculpan al PLD, porque al medio siglo es el líder en corrupción e impunidad en la historia dominicana.

Primeras 61 palabras de Bosch:

“La gente que aspira gobernar y ganar sueldos altos que se le paga con dinero del pueblo no puede llegar a puestos importantes. Los que hacen eso son unos irresponsables, pero además, unos vividores que engordan con la sangre de las mujeres y los hombres y los niños de este país y merecen el repudio más enérgico de todos los dominicanos”.

Hay muchos funcionarios con “sueldos altos” desde “puestos importantes” que confirman a Bosch: son “unos irresponsables, pero además, unos vividores que engordan con la sangre de las mujeres y los hombres y los niños de este país”.

36 palabras de Bosch:

“Los dominicanos saben muy bien que si tomamos el poder no habrá un peledeista que se haga rico con los fondos públicos; no habrá un peledeísta que abuse de su autoridad en perjuicio de un dominicano”. Cientos del PLD son ricos por “los fondos públicos”. (¿o no?) 

La cúpula del PLD-gobierno es recurrente en usar su autoridad en perjuicio de los dominicanos.

16 palabras de Bosch: “No habrá un peledeísta que le oculte al país un hecho incorrecto, sucio o inmoral”.

El déficit fiscal provocado por el uso y abuso del dinero público en proselitismo y otras malas artes para hacer realidad el actual gobierno, fue un hecho incorrecto e inmoral.

Las retrospectivas de autores fallecidos tienen la misma vigencia que las exposiciones en vida de estos mismos autores. (Ver las de Silvano y de Domingo Liz). 

Igualmente, las 113 palabras de Bosch constituyen una retrospectiva que retrata el cuerpo del corrupto PLD.

Ese PLD actual es peor que los golpistas de 1963 en materia de corrupción.

Con desparpajo y cara dura no respetan ni la luz del sol para cometer sus hechos sucios e inmorales. 

25 de septiembre: se fortalece la vigencia de las 113 palabras de Bosch, para que el PLD ni hable.

Compartir este post
Repost0
24 septiembre 2013 2 24 /09 /septiembre /2013 21:05
Tony Raful

El libro de Miguel Guerrero sobre el golpe de Estado del 25 de septiembre de 1963 al gobierno democrático y constitucional del profesor Juan Bosch, es sin duda la mejor obra sobre el acontecimiento que cercenó nuestras libertades y malogró  el experimento de la democracia dominicana, dando paso a un desgobierno inepto y carente de objetivos sociales, que ahondó la crisis social y política de la nación. 

Escrito con verdadera profesionalidad, riguroso, privilegiando el contexto, las ideas en boga, Guerrero recoge los testimonios de las figuras más importantes, las motivaciones, el proceso de la conspiración, la negación de los valores democráticos por una derecha ultraconservadora y carente de inteligencia política, el papel de  sectores de la iglesia Católica dominicana, en  la instigación de los propósitos aviesos que condujeron al Golpe, así como los detalles de las interioridades del gobierno de Bosch, sus relaciones con el Partido Revolucionario Dominicano y sus principales dirigentes, la orfandad política, la altivez e integridad ética de Bosch, la voracidad de grupos militares corruptos, la existencia de un ala democrática y constitucionalista en los cuarteles encabezada por el gran coronel Rafael Tomás Fernández Domínguez, las horas previas al Golpe, el comportamiento del presidente Bosch frente a los traidores que vulneraron la fidelidad a la República y a sus instituciones, así como las consecuencias inmediatas que produjo  la asonada militar, la tragedia de Las Manaclas, donde el mando político militar se ensañó  contra los jóvenes del 14 de Junio y su líder  Manolo Tavárez Justo, en una aberración homicida, que todavía espera el juicio definitivo de la historia. Esta obra de Miguel Guerrero revela con intensidad dramática los comportamientos asumidos, la crisis con Haití, los dos momentos más comprometedores, el manejo inapropiado que el presidente Bosch asumió al no prever el desenlace de la crisis militar generada  por el conflicto con Wessin&Wessin, la huelga patronal golpista, y sobre todo, la dignidad con la cual, Bosch, resistió aquella aventura obscena, ilegítima, que tronchó el desarrollo democrático de la nación.

Pienso que si Bosch no hubiese  sido depuesto, el país hubiese ampliado sus libertades, habría garantizado sus derechos sociales, alcanzando sus reivindicaciones más sentidas, la reforma agraria hubiese completado la jornada de participación social del campesinado, el latifundio habría sido desterrado de la propiedad rural, los proyectos de servicios le proporcionarían a la sociedad los beneficios esperados, los sindicatos hubiesen desempeñado el papel fundamental de equilibrio y organización sectorial, obteniendo participación en los beneficios de las empresas. Pienso que la corrupción jamás hubiese sacado la cabeza durante ese gobierno, cuya vocación de idoneidad y transparencia era un mandato de Bosch. Pienso que no se hubiesen sucedido en la administración pública gobiernos deshonestos, ni muchos políticos hubiesen asaltado el erario, para enriquecerse como lo han hecho desde entonces.

Si Bosch no hubiese sido derrocado, completaría sus cuatro años en medio del regocijo y júbilo popular. El expresidente Balaguer, jamás hubiese retornado  al poder, dado el carácter coyuntural y la presencia del azar como determinante para su rehabilitación política. No hubiesen muerto Manolo y sus compañeros. Estarían vivos participando en el debate, adecentado la lucha por un Estado más democrático. Ni hubiese habido motivos para ir a las escarpadas montañas de Quisqueya a defender la constitucionalidad violada, comprometido como lo estaba el 14 de junio, en  preservar las conquistas sociales y proyectarse como una opción popular a través del liderazgo cuasi mesiánico de Manolo Tavárez.

Si Bosch no hubiese sido desplazado del poder, no hubiese habido intervención militar norteamericana, consecuencia directa del Golpe del 25 de septiembre, ni guerra fratricida, ni más de cuatro mil muertos, caídos en defensa de los principios democráticos y la soberanía nacional. Si no hubiesen derrocado a Bosch, no viviríamos lo que vivimos hoy, secuela y desorden del acto horrendo del golpe septembrino. El libro de Miguel Guerrero es imprescindible para entender la historia. Lo escribe un intelectual de valor, honesto y consecuente con sus ideas democráticas, con estricto apego a la verdad histórica, a quien debemos agradecer esta nueva edición de su obra tan valiosa y conmovedora. 

Compartir este post
Repost0
22 septiembre 2013 7 22 /09 /septiembre /2013 18:30
Yvelisse Prats Ramírez De Pérez

Hay conceptos que al traducirse en palabras asumen signifi cantes diversos, y esas formas diferentes de expresarlos van incidiendo en su ínsitos signifi cados, que se tiñen con infl uencias del cuándo y el dónde; se formulan.

El concepto PARTIDOS es un ejemplo de cambio lingü.stico que deviene en semántico, y va adquiriendo interpretaciones diferentes, de acuerdo a variopintas visiones sobre la sociedad.

El nombre, en diferentes idiomas, es viejo. Tucídides lo usa, en griego por supuesto, en su obra: “La guerra del Peloponeso”.

Los gracos, los optimales, los populares en Roma; los guelfos y los gibelinos en el medioevo italiano; las facciones en las ciudades-Estados renacentistas, representaban las “partes” que actuaban en la vida política.

En sentido moderno, stricto sensu, los partidos políticos aparecen ligados, causa y efecto a la vez, a factores históricos que favorecen el despliegue de la opinión política como fuerza orgánica dentro del Estado.

Como dice Rodrigo Borja bellamente: “los partidos nacen cuando las multitudes advinieron a la acción política con la creciente evolución del sufragio”.

O sea, la cuna de los partidos políticos es la democracia.

Por esa cuna en que nacieron las “criaturas- partidos”, tienen un deber-ser, fruto de su origen histórico; un denominador común, casi perogrullesco es nombrarlo: conservar, fortalecer, ampliar la democracia”.

Con la aparición del Estado constitucional, aquellas “partes” mientras adquieren vigor, empiezan a recibir distintos signifi cados y signifi cantes, Burke, fundador del liberalismo conservador, defi ne al partido como “un núcleo de hombres unidos para promover, mediante un esfuerzo conjunto, el interés nacional sobre algunos principios particulares con los cuales están todos de acuerdo”.

Fines, asociación, programas, organización, pautas éticas: elementos nodales de los partidos, están ya presentes en la defi nición burkiana. Aparecen también en las conceptualizaciones de Menzel, de Sorokin, que incluye taxativamente a los valores y, con más amplitud, en las clásicas defi niciones de Duvenger, Weber y Montenegro.

A pesar de alguno que otro ilustre opositor, como Rousseau, la aceptación de los partidos fue creciendo en la medida en que avanza la idea, que expresa Sartori: “Los partidos se constituyen sobre el pluralismo, el disenso y la diversidad y como expresiones del orden político democrático”.

Como creación humana, parte de la historia y la cultura, los partidos no son estáticos; pendulan al vaivén del tipo de estado, hasta de gobierno en que se desenvuelven.

A veces, ¡ay, en este país han sido muchas veces! declaran y declaman en proclamas y lemas los principios democráticos de su “deber ser”, pero en sus actuaciones predominan la autocracia y el despotismo incluso hacia lo interno de la propia organización política.

Pienso que a estas alturas de En Plural mis lectores/as pueden estar preguntándose a qué vienen estas citas teóricas y disquisiciones en tercera persona, siendo que es costumbre de la autora de En Plural desahogarse en primera responsable persona, semanalmente.

Es que sigo siendo, pese a quien pese, política, y eso me obliga a tangenciar en politóloga, como sustentación científi ca a mi militancia de 52 años en un mismo partido.

Mi principal tarea en el PRD es fomentar y difundir la pertinencia de las ideologías, para construir sujetos políticos situados que entiendan y asuman la gran función primaria de los partidos políticos: PRACTICAR LA DEMOCRACIA superando sus reducciones actuales hasta transformarlas en participativa, de ciudadanía, una real forma de vida.

Para que todos los que me escuchan y me leen sepan que no estoy sola, que muchos y mejores que yo lo han sustentado, he puesto de manifi esto sus nombres, como invitación apetitosa a iniciar o repetir su lectura.

Ojalá que como a mí me sucede casi siempre, los libros nos hablen, nos susciten inquietudes, preguntas.

Mientras escribía este En Plural y consultaba mis fi chas, a mí se me ocurrieron estas perlas, que comparto con ustedes, como inductoras modestas de conclusiones que para adquirir validez deben proceder del colectivo.

¿Es el PRSC un partido moderno, al postular la “elección por delegados” negando el carácter universal del sufragio que fue cuna de los partidos políticos? ¿Puede califi carse el PLD como partido democrático, que cree en el disenso en tanto que su presidente proclama sin rubor que se quedará en el gobierno 36 años en el ejercicio de la absorción de todos los poderes, dictadura perfecta formalmente homologada? ¿Acaso el PRD no está al borde de perder su calidad de partero y escuela de la democracia, al desconocer el carácter colectivo de ella, al no reunir organismos, dictando ukases imperiales e injustos, en un ejercicio burdo de minorías que pretenden sustituir las mayorías que constituyen el régimen democrático? Ustedes, mis lectores, mediten, respondan.

Yo tengo mis respuestas, por eso estoy triste y angustiada. Pero no vencida.

Compartir este post
Repost0
22 septiembre 2013 7 22 /09 /septiembre /2013 18:24
Por el Consejo de Regentes del Gran Santo Domingo

El Gran Santo Domingo debía recibir un subsidio especial

Escrito por: Tirso Mejía-Ricart (tmejiaricart@hotmail.com)

La descentralización municipal del antiguo Distrito Nacional ha demostrado que era una necesidad perentoria crear nuevos centros nerviosos en esa gran área metropolitana que es hoy en día Santo Domingo y sus suburbios.

No se trata solo de su población cercana a los 4 millones de habitantes; sino de sus diversas condiciones ambientales, las diferencias culturales, económicas, regiones de procedencia y de liderazgo, que han podido expresarse en estos últimos once años entre los municipios y distritos municipales resultantes de la Ley 163-01 que recreó la Provincia de Santo Domingo  reduciendo los límites del Distrito Nacional.  Los núcleos de progreso se han producido, aunque, Haina es todavía un gran cruce de caminos.

Sin embargo, las propuestas que se originaron y estudiaron desde 1994, no fueron aceptadas en su totalidad, a pesar de que  algunas recomendaciones que hicimos quienes trabajamos el proyecto buscaban evitar las dificultades que se han venido presentando en el desenvolvimiento de la vida municipal metropolitana, que estaba llamada a servir de ejemplo a los  demás municipios del país.

Efectivamente, la propuesta conocida por la Cámara de Diputados y luego por el Senado de la República, incluía a  un Consejo  de Regentes del Gran Santo Domingo, compuesto por los Síndicos (Alcaldes)  y Presidentes de los ayuntamientos del Distrito Nacional, la Provincia Santo Domingo y Bajos Haina,  más un representante del gobierno nacional, por ser  ésta la sede de la capital de la República, con todo lo que esto significa en lo político y lo económico, que podría ser el Ministro de Economía, Planificación y Desarrollo.  También se propuso una Asamblea de Municipalidades del Gran Santo Domingo, compuesto por los municipios y distritos municipales de esta demarcación; así como  una oficina técnica que ofreciera información y asesoría del conjunto de esos organismos.

Ello se debe a que si bien es conveniente que esos municipios manejen los asuntos de interés para su demarcación, hay otros como la definición de los límites urbanos, el saneamiento del medio ambiente, la protección de los recursos hídricos y las áreas verdes, coordinar los servicios  públicos, el tránsito intermunicipal, etc., que requieren estrecha colaboración.

También se establecía la necesidad de que el Gran Santo Domingo debía recibir un subsidio especial y una supervisión financiera especiales.

Infortunadamente esa oportunidad se perdió.  No se les suministró a los nuevos municipios locales apropiados; se improvisaron cuerpos de bomberos independientes, pletóricos de “generales” y otros altos oficiales de pacotilla; ninguno atiende la limpieza de los ríos y cañadas   tanto “fronterizas”  como de sus demarcaciones; el transporte es un caos, y los mercados y cementerios andan manga por hombro.  La creación propia de la  Mancomunidad del Gran Santo Domingo ha sido un gran paso en el sentido correcto, como lo demuestra su reciente intervención en el lamentable caso del vertedero de Duquesa.

Compartir este post
Repost0
16 septiembre 2013 1 16 /09 /septiembre /2013 02:15
Una ley inconstitucional

El PLD pretende seguir manejando el Estado de manera ilegal

Escrito por: TIRSO MEJÍA-RICART

El pasado día 11, la Cámara de Diputados aprobó “de urgencia”, casi a unanimidad el restablecimiento puro y simple del voto preferencial para la elección de los diputados de la República Dominicana, que había  sido eliminado por la JCE, vigente desde el 2002.

La primero que llama la atención es el carácter  abiertamente inconstitucional que tendría esta ley, ya que la Carta Magna del 2010 establece en su artículo No. 112, la aprobación previa de una ley orgánica electoral, tal como se hizo con las otras instancias de poder del Estado, ley que requiere una mayoría calificada de las dos terceras partes de su matrícula.

Es una mezcla de ingenuidad y utilitarismo político aprobar dicho voto para los diputados y dejar para después  el de los regidores, que es nivel en que se justifica más, para distribuirlos entre distintos sectores urbanos y comunidades rurales a favor de sus lides naturales en un gobierno local, más cercano a la ciudadanía.  Es una clara indicación de que el PLD pretende continuar manejando el Estado de manera ilegal, sin aprobar la ley orgánica electoral, ni la ley de Partidos Políticos.

El voto preferencial, que yo en su momento impulsé, tiene una vocación democrática indudable, pero en un país atrasado en lo socio-económico y cívico como el nuestro, tiene dos grandes dificultades:

a) Alientan el “canibalismo” intrapartidario, ya que en una misma elección se decide tanto  el número de escaños entre partidos, como quienes los ganarán dentro de éstos; y

b) Aumentan el riesgo de contaminación de los procesos electorales con el dinero bien o mal habido de ciertos candidatos, por encima de los méritos acumulados y de la capacidad política de los candidatos.

La aprobación de la Ley 286-04 de Elecciones Primarias promulgada en agosto del 2004, tenía las virtudes siguientes:

a) Establecía elecciones simultáneas, para evitar que militantes de un partido intervinieran en la escogencia de los candidatos  de otros.

b) Definían el orden de las candidaturas con el voto preferencial de acuerdo a la votación en cada partido, mientras en las elecciones generales se definiría solo el número de  cargos para cada partido en boleta cerrada.

c) Se depurarían a los candidatos, con su nominación por instancias partidarias no por personas individuales;

d) La JCE se haría cargo del proceso con los recursos de los partidos, para garantizar orden, rapidez y transparencia, vitales para la democracia.

Desgraciadamente, la Ley de Primarias fue declarada inconstitucional por la Suprema Corte de Justicia, con el argumento absurdo de que los partidos políticos son entidades privadas, cuando reciben dinero público,   con el considerando falso de que era la tendencia en el mundo.

Esa decisión mostrenca de la SCJ no fue responsabilidad única suya, sino auspiciada por la cúpula de los partidos, que se sentían cómodos manipulando las candidaturas, a lo que no fue ajeno ni el PRD, el que tenía mayor vocación democrática.

Es hora ya de luchar por una democracia electoral, del que Hostos calificara como el primer poder del Estado, por ser el que genera a los demás.El Tribunal Constitucional está en el ineludible deber de  hacer valer la Constitución, ordenando la aprobación de una Ley Orgánica Electoral previo  al ordenamiento de ese proceso.

Compartir este post
Repost0
16 septiembre 2013 1 16 /09 /septiembre /2013 02:09
Yvelisse Prats Ramírez De Pérez 
yvepra@hotmail.com

Una Reforma Educativa es una cosa seria, nos advertía hace años Ezequiel Ander-Egg, y nos recordó recientemente en excelente artículo el Dr. Héctor Luis Rodríguez.

En nuestro país ha habido intentos de reforma educacional, unos más serios que otros, desde que el señor Hostos fundó en 1880 la Escuela Normal.

Los historiadores “secos” presentan como reformas algunas, que se concibieron a la sombra del Gato Pardo, cambiando  algo para que todo siguiera igual.

Los que sienten, padecen y conocen las perentoriedades educativas y sociales de los pueblos, plantean que para que una reforma sea efectiva, debe lograr tres efectos: disminuir  pobreza, combatir inequidades y fomentar el ejercicio de la ciudadanía plena.

No fueron, entonces, efectivas, muchas de las “reformas” que se presentan como tales en nuestra educación, incluidas las de la “Era” en que creció la pobreza material y espiritual, la desigualdad era norma y la ciudadanía se concentró en escasos círculos virtuosos de valientes.

En puridad, puede situarse en el Plan Decenal, 1992, la primera gran reforma educativa en la que asoman una voluntad transformadora clara y un trasunto de preocupaciones sociales. Es, debe ser, un referente. 

Contaba con un antecedente nítido; Plan Educativo, espacio de reflexión que preparó el terreno de las reformas con diagnósticos realistas y propuestas alternativas.

Rafael Toribio califica ese Plan Decenal como “un proyecto de estado, surgido de la sociedad civil”. En efecto: el gobierno de Balaguer lo rechazaba precisamente porque encarnaba una aspiración de democracia deliberativa, que además de no entender, le repugnaba.

Ese “ethos” participativo impregnó el desarrollo del Plan, a través de las cinco grandes consultas que se articularon en la búsqueda de soluciones. El Plan comprendió el variopinto pensamiento de la comunidad educativa en una práctica insólita de participación 

Impulsado por la fuerza de esta sociedad que se unió, igual que hizo hace poco por el 4%, en rescate de nuestro sistema educativo, el Plan Decenal cuajó en un diseño iluminado, doblando el pulso a un gobierno que despreciaba a los maestros, calificándolos como “analfabetas aves de paso”.

El tiempo pasó, como en la canción de Cortés. El Plan Decenal, repleto en demasía de los buenos propósitos acumulados desde Salomé Ureña, se debilitó por falta de recursos para abarcar tantas metas que debieron organizarse en prioridades. La educación dominicana volvió a tocar fondo, un vendaval de evaluaciones internacionales, dos CERCE sobre todo, arrojó a las playas de nuestros espantos los despojos de un sistema sin calidad, excluyente, inferior a todos los otros países evaluados. 

Las Pruebas Nacionales, torcida su estrábica mirada, sirven solo para castigar reprobando a las víctimas, los estudiantes. Sus pésimos resultados no se toman en cuenta para enderezar el timón y salvar el sistema. 

Este año se dispone de un presupuesto decente. Pero ¿hay planes? Existe uno, sí, el tercer Plan Decenal. No se siente mucho, ni se tiene presente en los discursos, ni en los medios, tal vez por su origen espurio: suplantó el segundo que debía durar hasta el 2012.  Además, no se conoce bien y no se percibe sinergia con la Estrategia Nacional de Desarrollo. 

Desorientada, la comunidad educativa intenta conocer qué se hace para enrumbar nuestra educación. Después del aldabonazo positivo del 4%, el presidente Medina parece estar formulando su propio plan educativo.  Por bueno que este fuere se tiene la impresión de un cruce entre el actual Plan Decenal, la Estrategia Nacional de Desarrollo y las prioridades y acciones que brotan al compás del discurso presidencial.

Sin embargo puede que este rompecabezas empiece a armarse. La crisis generada en la demanda de los docentes por mejoría salarial marcó un punto de inflexión. Se repensó en el sistema educativo como un todo complejo, que necesita planes, y planes concertados. Se demandó un Pacto que canalizara aportes analíticos, recomendaciones, las vocaciones de participación marginadas por la verticalidad de la gestión ministerial.

Las malas notas de las evaluaciones y las improvisaciones actuales, hacen urgente una Reforma que alinee las acciones dispersas en una política pública coherente.

Esa reforma hay que sacarla de los conciliábulos de los chamanes para que la participación de los distintos sectores nacionales le aporte credibilidad y eficacia. Para eso, se demandó el Pacto que figura en la Estrategia de Desarrollo.

El Decreto No. 228-13 respondió a los que lo pedimos, y al buen impulso de monseñor Agripino Núñez Collado.   

En la enumeración de los que serán consultados, hay ausentes que no se justifican, y algunos que no sé si les interesa estar presentes.

Mi nombre figura entre los elegidos. Acorde con mi concepción de la reforma, y de los Pactos, espero que la apertura que sugiere el decreto se cumpla. Esta reforma debe ser cosa seria, y para hacerla, todos nos necesitamos.

Compartir este post
Repost0

Quienes Somos:

  • : El Blog del Foro Renovador del PRD
  • : Este Blog es órgano de información del Foro Renovador del PRD, corriente de Centro Izquierda, Socialista y Democrática, interno al PRD.
  • Contacto

Archivos