Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
13 julio 2011 3 13 /07 /julio /2011 03:25

El 5 de Julio.

Juan A. Liranzo

liranzoforo

     La primera manifestación orgánica que se fundara, desde el exterior, con objetivos esencialmente contrarios al gobierno del dictador Rafael Leonidas Trujillo Molina, y cuyos propósitos iniciales era combatir su horroroso régimen, fue aquella institución ideada el 21 de enero del año 1939 en la Villa de el Cano, cercana a la Habana, Cuba. El PRD, cuya marca conserva más de medio siglo de historia, nació como grupo eminentemente beligerante, acaso rebelde, producto de la aberrante violación de los llamados Derechos Humanos y de la animadversión que demostraba tener el gobierno frente a cualquier manifestación puramente democrática, que se acrecentaba a  la vez, y de manera gradual, en el territorio nacional coercitivamente regido por una dictadura, cuya mitigación no hallaba cabida sino por los deprimentes instintos de quien personificara al estado dominicano por más de 30 años.

      En 1939, se trató estrictamente la formación de un nuevo partido, el PRD, cuyo número de fundadores guarda sorprendente alegoría con la idea germinada en 1838 por los Trinitarios, quienes fueran en principio solamente 9 hombres. En el caso del Partido Revolucionario Dominicano, así como en la Sociedad Secreta de La Trinitaria, la empresa comenzó a instrumentarse por tan sólo 9 dominicanos, entre los que se encuentran: Enrique Cotubanamá Heriquez, Ángel Miolan, Nicolas Silfa, Juan Isidro Jimenez Grullón y Juan Bosch. Estos Hombres, más bien patriotas, no solo sentaron las bases de la primera organización politica de magnitudes internacionales como lo es el PRD, sino que también formaron la unica organización que a ofrecido al país más de 4 presidentes elegidos alternativamente en la historia de la democracia dominicana, comenzada a erigirse en 1962 con la elección del Prof. Juan Bosch como presidente constitucional del país.

      Tras la caída del hombre, de Trujillo, visto quizas como la versión latina de la celebre frace del déspota frances que se pronunciaba a sí mismo como el estado, se generaron en la sociedad dominicana desordenes institucionales, por demás lógicos, cuando se toma en cuenta que en ningún  país que se le halla privado derrepende del hombre que hizo de sus pretenciones personales las instituciones gubernamentales del estado, pueda salir, tras la catastrofe del liderato casi teocrático, airoso y sin ningún inconveniente que enfrentar. Pero los grupos, las corrientes de pensamientos políticos, y las agrupaciones de conducta liberal ilegítimos y persegidos a lo largo de toda la dictadura, comenzaron a manifestarse, repugnando con profuso sentir todo cuanto puediera representar la Tiranía venerada por más de 30 años.

       La repulsa, que con razón empezó a reproducir la sociedad dominicana contra los remanentes del trujillato, y que se dilata como renovado por el tiempo hasta nuestros días, no fue más que la sinceridad de lo que realmente sentía el pueblo dominicano, cuya libertad le fue prohibida por tres décadas. Fue entonces en ésta situación, escasamente explicada por la naturaleza de éste escrito, que el 5 de Julio del año 1961 llegó al país una delegación del Partido Revolucionario Dominicano, compuesta por Angel Miolán, Nicolás Silfa, y Ramón A. Castillo, con la misión exclusiva de organizar el partido y crear las condiciones para su posterior extensión por todo el territorio nacional. Luego, dos días después, le correspondió a esta delegación encabezar el primer mitin de un partido político en oposición, frente al recién inaugurado local del partido, ubicado en la calle El Conde número 13, de la ciudad capital.

         El mérito de ésta obra política, cuya justa apresiación debe ser esclarecida a la ciudadanía dominicana por los perredeístas, consiste básicamente en el revuelo casi mítico que gerenció el PRD en aquellos días de oscurantismo y anarquía, así como por ser el inicio de constantes contribuciones al fortalecimiento del sistema de partidos, incuriado en la dictadura, y al reafirmamiento de la democracia institucional en el país.

      El 5 de Julio, día en que se conmemora la llegada del PRD al territorio nacional, no debe simplemente consistir en el recuerdo de la gesta resucitada como el Fenix en ocasión especial a este día, sino que debe ser también un orgullo perredeísta diseminado a la población, saber que no es la fiesta unica y exclusiva de una institución política, sino un episodio importante en la historia dominicana, que sirve, ante todo, para fortalecer aun más nuestro abolengo ideológico corrompido aveces por el largo e inmisericorde paso del tiempo.     

En el caso del Partido Revolucionario Dominicano, así como en la Sociedad Secreta de La Trinitaria, la empresa comenzó a instrumentarse por tan sólo 9 dominicanos, entre los que se encuentran: Enrique Cotubanamá Heriquez, Ángel Miolan, Nicolas Silfa, Juan Isidro Jimenez Grullón y Juan Bosch. Estos Hombres, más bien patriotas
Compartir este post
Repost0

Comentarios

M

Enhorabuena...
Destellos de nuestra historia que han marcado un largo camino y la misma resurreccción de sus líderes.
Gracias!!


Responder

Quienes Somos:

  • : El Blog del Foro Renovador del PRD
  • : Este Blog es órgano de información del Foro Renovador del PRD, corriente de Centro Izquierda, Socialista y Democrática, interno al PRD.
  • Contacto

Archivos